domingo, 24 de noviembre de 2013

Cinco cintas y un calendario.

22 de noviembre de 2013.

He dejado de escribirte. He decidido dejar de escribir pensando en esos preciosos ojos azules. Y me duele. Porque te quiero. Creo que en el fondo quiero escribir sobre ti. Sin añadir nada, ni quitarlo. Y eso haré. Porque si no lo hago yo, otra lo hará.

Pues me acuerdo como te presentaste. Lo primero que hiciste fue decir tu nombre. Aunque yo ya lo sabía. Me dijiste que tenías los ojos azules y el pelo moreno. Y no me dijiste nada sobre tu personalidad. Supongo que me lo tomé como un reto. “De conocerme ya te tienes que ocupar tú.” Y yo… bueno, supongo que lo intenté. Y no creo que haya llegado a conocerte del todo, pero lo suficiente para quererte.

Y eso me hace pensar en la gente que conoce al alguien. ¿Cómo es conocer al alguien? ¿Se siente algo raro? ¿Una conexión desde el principio? O puede que no. A lo mejor solo es una ilusión. Espero que no lo sea.

Prefiero no pensar en eso.

Porque tú eras –eres– mi alguien.

Y no sólo el mío.

Pero el mío más. 

ᴿᵘᵗᵃ ₂₁ | via Tumblr

4 comentarios:

  1. Awww*_* Es precioso.

    Un besito,
    Alba

    ResponderEliminar
  2. "De conocerme ya te tienes que ocupar tú" Me ha encantado eso.

    Á.P.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias c: Pero supongo que estaba pensando en eso.

      Eliminar

Hola! ¿Como estás? Bienvenida a mi mundo lleno de sueños. Opina sobre ellos y danos los tuyos. Pero, ojo, no plagies, si piensas hacerlo pulsa: Ctrl>F4. ¡Te espero en mi mundo!

Recuerda que cada comentario tuyo me saca una sonrisa, y solo por tomarte la molesta de comentar, responderé tu comentario ¡Así que estate atenta! Tampoco te olvides de ser respetuoso con los demás usuarios, ellos también tienen derecho a soñar.